La Justicia da la razón a los usuarios en las reclamaciones de tarjetas de crédito abusivas

Cada vez se ha ido extendiendo más la existencia de entidades financieras que ofrecen la posibilidad de acceder a créditos personales de un modo ágil, sin necesidad de estudios previos sobre la solvencia del consumidor y su capacidad de pago. Entre ellas cabe destacar el papel de WiZink, caracterizada por la comercialización de tarjetas financieras. Son precisamente este tipo de facilidades las que han captado a numerosos consumidores que, desconocedores de las verdaderas condiciones pactadas a través de este tipo de créditos, aceptaban los mismos.

En la mayoría de casos, este tipo de tarjetas aplican unos tipos de interés exageradamente altos. Hasta dos, tres y cuatro veces superiores al interés medio concedido por el Banco de España. Es este el motivo por el que muchos consumidores han decidido alzar la voz. Se ven incapaces de poner fin a la deuda, llevan años haciendo frente a la misma. Y ello a pesar de haber devuelto el crédito principal con creces, continúan teniendo que abonar mes tras mes las cuotas del mismo. En muchos casos, ni siquiera conocen la cantidad que les resta por pagar a la entidad financiera y terminan en situaciones de sobreendeudamiento, lo que desemboca en la persecución y acoso del consumidor por parte de la entidad, e incluso en algunos casos de sus familiares, a fin de exigirles el pago de la deuda.

Desde la Sentencia del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015, que constituye un referente en esta materia, por reconocer como usurario, y en consecuencia nulo, un contrato de préstamo personal concedido por una entidad financiera a un consumidor a un tipo de interés remuneratorio del 24,6% TAE, son cada vez más habituales las sentencias dictadas por juzgados y audiencias provinciales admitiendo la nulidad de este tipo de contratos, dada la abusividad de los intereses impuestos al consumidor.

El reconocimiento del carácter usurario del contrato supone su nulidad, lo que se traduce en la obligación del consumidor de devolver únicamente la cantidad prestada sin intereses, así como la restitución por parte de la entidad financiera de las cantidades que excedieran de dicha cantidad y se hubieran abonado en concepto de intereses.

Wizink registró el año pasado un total de 999 reclamaciones, y acumuló 599 en el primer trimestre de este año, según sus cuentas anuales. Crecen constantemente las reclamaciones presentadas tanto ante esta entidad como ante otras concedentes de créditos de semejantes características. Si ha concertado algún crédito de las citadas características no dude en reclamar y hacer valer sus derechos.

Si tienes una tarjeta de este tipo, puedes contactar con GrupoAlega.es y te ayudamos con tu reclamación.

Cómo reclamar el IRPH de mi hipoteca

Un reciente informe de la Comisión Europea concluye que se puede anular la cláusula del IRPH cuando ésta se contrató sin la debida transparencia.

 

Los buenos tiempos adormecen las suspicacias, los malos despiertan los espíritus inconformistas. Algo que pudimos ver antes y después de la brutal crisis económica sufrida hace unos años, la cual aún sigue coleando. Durante la época de las vacas gordas casi nadie ponía peros a las diferentes cláusulas fijadas en las hipotecas que contrataban. El dinero fluía libremente. Cuando llegaron las vacas flacas, la cosa cambió.

Surgieron entonces los impagos y los desalojos, pero también las reclamaciones frente a cláusulas injustas. Primero fueron las cláusulas suelo, ahora es el momento de reclamar el IRPH de la hipoteca. Se trata del Índice de Referencia de los Préstamos Hipotecarios que utilizan las entidades financieras con el objetivo de actualizar el tipo de interés variable de las hipotecas de sus clientes.

¿Qué es exactamente el IRPH?

La gran mayoría de las hipotecas utilizan como índice de referencia el Euribor. Sin embargo, durante la época anterior a la crisis, numerosas cajas de ahorros optaron por el IRPH como índice de referencia. Mensualmente el Banco de España publica los valores de los más importantes índices de referencia hipotecarios, como el IRPH.

El Banco de España publicaba el dato pero realmente el dato lo calculaban los propios bancos y cajas. Por ello, se ha considerado que era fácilmente manipulable por esta entidades bancarias, que obviamente lo hacía variar a su favor.

¿Se ha considerado abusivo el IRPH?

Un informe de la Comisión Europea del 19/9/2018 concluye que si la cláusula del IRPH no fue contratada con transparencia puede ser anulada. La ocasión que más de un millón de afectados con préstamo hipotecario estaban esperando.

El informe sirve de balón de oxígeno para los afectados y contradice al Tribunal Supremo que defendía que si el Banco de España había aceptado este índice no podía modificar las hipotecas que lo incluyeran.

En el informe se establecen unos puntos fundamentales muy beneficiosos para los afectados:

  • Que la caja o banco antes de firmar el préstamo deben informar sobre cómo funciona el IRPH, cómo evoluciona con el tiempo y una comparativa con relación a otros índices de referencia.
  • Que el juez que se encargue de la reclamación del IRPH de la hipoteca tiene que valorar si existió transparencia a la hora de la contratación de la misma.
  • En caso de que la cláusula termine considerándose nula el afectado podrá recibir con retroactividad todo aquello que haya pagado de más por el IRPH. Además se fijará un nuevo índice de referencia por mutuo acuerdo entre las partes. En caso contrario lo fijará el juez. Estamos hablando de cantidades a reclamar entre quince mil y cuarenta mil euros, una cifra nada despreciable.

 

Cómo reclamar el IRPH de tu hipoteca paso a paso

  • En primer lugar, para confirmar si eres uno de los afectados, debes dirigirte a las escrituras hipotecarias de tu hipoteca y revisarlas en busca del índice al que está referenciada.

 

  • El siguiente paso sería calcular los importes pagados de más por usar IRPH en lugar de Euribor. Es recomendable que estos cálculos los realizase alguien experto en matemáticas financieras, ya que la cantidad a reclamar deberá ser correcta. Si no lo es podríamos perder la reclamación o lograr que nos devuelvan menos dinero del que nos correspondería.

 

  • Con esta información se presentaría una reclamación en el propio banco. Esta es normalmente rechazada por escrito. En otras ocasiones la entidad financiera da la callada por respuesta. En este caso debemos esperar 3 meses antes de tomar otras acciones, ya que es el plazo legal que tienen para contestar.

 

  • A continuación tendrás que instar judicialmente la nulidad de la cláusula con el índice del que hablamos para que sea eliminado y que se aplique el nuevo índice que pactes con la entidad. Además de la devolución de las cantidades abonadas de más.

Desde Grupo Alega te animamos a que recuperes lo que es tuyo, si es una referencia fundamental a la hora de defender tus derechos. Su equipo de profesionales lograrán que consigas el objetivo propuesto y recuperes un dinero que es tuyo. No dejes de reclamar por falta de tiempo o desconocimiento.